Proyecto analfabetismo CLC y Fundacion Social CLC

La Fundación Give To Colombia y la Organización de los Estados Iberoamericanos, OEI, con el apoyo del Ministerio de Educación, proyectan que en el 2018 Colombia sea declarada un territorio libre de analfabetismo.

Mariana Castro Domínguez, directora de proyectos de Give To Colombia, aseguró que “en nuestro país hay miles de personas que no han podido dar uno de los pasos más importantes y es el que les permite empezar a recorrer el camino de la educación”. Esta situación, dijo, de alguna manera los obliga a vivir bajo la sombra de otros.

“Cuando pensamos en analfabetismo creemos que son personas que no saben leer un libro, pero ser un analfabeta va mucho más allá, porque un analfabeta no puede ser una persona independiente, un ciudadano activo; no puede salir a votar, tomar un bus o escribir una carta, pues siempre va a estar dependiendo de otra persona. Aprender cosas tan simples como leer, escribir, sumar y restar, les transforma la vida completamente”.

En Colombia hay actualmente 2.7 millones de personas analfabetas, lo que equivale al 5.8 % de la población, y para que la Unesco lo declare un territorio libre de analfabetismo la cifra debe estar por debajo del 4%.

Los analfabetas son personas mayores de 15 años, pues antes de esta edad se considera que está en la etapa normal de aprendizaje para leer y escribir. Una persona analfabeta es aquella que no sabe escribir ni leer.

Esto significa que entre 800.000 y un millón de personas deberán ser instruidas al 2018.

Según datos del Ministerio de Educación Nacional, las zonas donde mayor número de personas iletradas se encuentran son aquellas que han sido azotadas por la violencia y el conflicto armado. Asimismo, donde ha habido desplazamiento forzado, viven comunidades indígenas y las zonas rurales dispersas. Esta información ha permitido caracterizar departamentos como Guainía, Vaupés, Vichada, Bolívar, Magdalena, Cauca y Chocó, y municipios como Tumaco y Buenaventura, con un alto porcentaje de analfabetismo.

Otro fenómeno que ha incidido en esta problemática estaría relacionado con la cultura machista.

“Muchas mujeres no han podido ir a la escuela porque se tiene la idea de que para qué van a estudiar si ellas se tienen que quedar atendiendo las labores de la casa y cuidando los hijos. Nosotros nos enfocaremos en las mujeres analfabetas de las zonas rurales, desplazadas y que son cabeza de familia”.

Adicionalmente, cuando los padres son analfabetos muchos niños tampoco acceden a la educación porque no la ven como necesaria al indicar que si ellos pudieron salir adelante sin estudio, sus hijos también pueden.

Categorías: NOTICIAS

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.